jueves, 19 de octubre de 2017

ESTE BLOG CAMINA AL RITMO DE LA RONDALLA ARMONÍA: 435.500 VISITAS Y 500 PARTITURAS

PRIMERA TOMA DE CONTACTO HOY EN OLITE
 CON LA EXCELENTE SOPRANO ARANTZA IRAÑETA

LAS ESTADÍSTICAS NO MIENTEN

Páginas vistas ayer miércoles: 282
Páginas vistas el pasado mes de septiembre: 7.608
Páginas vistas historial  completo. 435.502
Encuentro de Corales Pirineo navarro: 488 visitas




PARTITURAS QUE COMPONEN EL REPERTORIO 
ACTUAL DE LA RONDALLA ARMONÍA: 500



Actual director y creador del preciado archivo: Pedro Mª Montoya



Próxima actuación: Casa de Misericordia (Jueves 9 de noviembre a las 17,30 h.)



XVII CONCENTRACIÓN DE RONDALLAS DE NAVARRA EN EL TEATRO GAYARRE

Segunda quincena del mes de junio con la participación de las mejores rondallas navarras del momento.



Invitada de honor: Orquesta de pulso y púa Isaac Albéniz de Santander

CON LA COLABORACIÓN ESPECIAL DE LOS CANTANTES NAAVARROS:


- ARANTZA IRAÑETA (Soprano de Tafalla)



- ANDONI SAROBE (Barítono de Arantza)



- JOSÉ MANUEL ARANAZ (Tenor de Cadreita)

Que serán acompañados por instrumentos de plectro (cuerda pulsada)



Estamos barajando obras como "El Guitarrico", "Torero quiero ser" (de El gato montés), "Ese pañuelito blanco" (De La chulapona), "Caballero de alto plumero (de Doña Francisquita), "Habanera de don Gil de Alcalá"...




La organización de este popular evento ha invitado al coreógrafo cubano Domingo Rojas a ofrecer una demostración de sus alumnos de Estella y Pamplona. 




No faltará el número de humor de una importante monologuista como es la murchantina Aroa Berrozpe. 

lunes, 16 de octubre de 2017

ASÍ LO VIERON EN ZARAGOZA CON DOS AFICIONES RESPETÁNDOSE


Como en los viejos tiempos

La afición de La Romareda se vuelca con el Real Zaragoza, generando un extraordinario contexto de fútbol. Ambiente de Primera entre dos equipos con entidad de Primera





El fútbol adquirió trascendencia social desde el instante en que la consumación del gol engendró una expresión de júbilo. Este juego representa un sentimiento colectivo desde que el gol lo celebra unido un equipo. La dimensión del gesto crece exponencialmente cuando lo festeja la afición. Desde esa perspectiva, la noche de ayer constituyó un triunfo rotundo del zaragocismo. Es bueno que los jugadores y el entrenador crean en el Real Zaragoza actual. Mucho más importante es que la afición, que La Romareda, que su gente crea por fin en el equipo del león rampante. Una sola letra diferencian creer de crear. Suele resultar más sencillo crear desde la creencia. No, el enunciado anterior no es trabalenguas, sino el estado de una afición que por fin se siente totalmente identificada con su equipo. Afición y equipo, zaragocistas en la grada y sobre el césped, todos se han declarado creyentes.
Trazado un objetivo común, ayer unos y otros, aficionados y jugadores, lo defendieron en perfecta comunión. Ambiente de lujo. Estaba preciosa La Romareda. Cuánto tiempo hacía que no se vivía algo semejante... Quizá desde el partido de promoción de ascenso a Primera ante el Las Palmas, esto es, desde junio de 2015. Gradas pobladas, público arremangado... Quizá influyera Osasuna, aunque esto último no lo tengo muy seguro, pues el zaragocismo vive solo para su Zaragoza. Atrás, muy atrás, quedaron los años en que los goles de Osasuna se celebraban en La Romareda, años en que las dos aficiones acudían unidas al campo, como años después ocurrió con el Numancia de Soria. El buen rollito comenzó a cambiar cuando el sector radical de la afición de Osasuna cambió las banderas rojillas por las ikurriñas. Dicen que son minoría en El Sadar de Pamplona, pero era a los que más se escuchaba. La fractura total llegó cuando este sector radical profirió cánticos contra la Virgen del Pilarmientras la mayoría del Sadar callaba. Era finales de los 80. Lógicamente, la ofensa dolió en Zaragoza. Últimamente, los ánimos parecen mucho más serenos. El encuentro de ayer queda como ejemplo de la nueva convivencia. Solo fue un partido de fútbol. Eso sí, un precioso partido de fútbol.
Había seguidores navarros en una esquina del fondo sur. Llegaron dos horas antes a los aledaños del estadio. La Policía Nacional, en un trabajo nuevamente magnífico, los acompañó hasta dentro del estadio. No hubo que lamentar ningún incidente destacable. En La Romareda se escuchó a los hinchas osasunistas a las 19.55, cuando su equipo saltó a calentar. Desde que el Zaragoza pisó al prado a las 20.00 también para calentar, solo se oyó a la afición zaragocista, entregada como en los viejos tiempos, como en esos tiempos que seguro regresarán. Ayer quedó muy claro que el zaragocismo lo merece. Se vivió ambiente de Primera, y de los buenos de Primera.





En volandas


Ya metidos en la harina del encuentro, la afición llevó en volandas al Zaragoza. Complicado que el Zaragoza pierda en un contexto semejante al de ayer, muy complicado... Ahí estuvo su gente para empujar ante un señor equipo, como ayer demostró ser el cuadro navarro, sin duda el mejor rival que desde hace tiempo ha pisado Zaragoza. El zaragocismo ayudó a resistir al equipo cuando David le pegó a la madera en el minuto 7, cuando más apretaba Osasuna. Después, vibró con las coladas de Febas, con el penalti bien buscado por Buff, con el gol de Borja Iglesias. En la reanudación, la grada remó con su Zaragoza frente a un contrario con hechuras de Primera. Empató Oier. La tuvieron para ganar unos y otros. Se cantó el himno, se recordó voz en grito que Zaragoza nunca se rinde. Se empató. ¿Y qué? Si el zaragocismo juega en la grada como ayer, al Real Zaragoza se le escaparán muy poquitos puntos de La Romareda en este curso. Ambiente de Primera. Pronto seremos de Primera. Mejor dicho, ayer ya lo fuimos...






domingo, 15 de octubre de 2017

LA ROMAREDA, COMO EN LAS GRANDES TARDES


La visita a Zaragoza dejó un punto de oro, no tanto por seguir encaramado en el liderato como por las sensaciones que dejó con su juego y su capacidad de sobreponerse al marcador adverso.
Buen partido, bonito, intenso, con idas y venidas, y ocasiones, lucha, duelos tácticos. Podría decirse que resultó un partido de Primera. Poco le faltó al encuentro de La Romareda para responder a cuantas expectativas había creado. La visita a Zaragoza es de las marcadas con una X en el calendario y no ha decepcionado. El empate es bueno, sobre todo porque deja mejores sensaciones.


Los maños demostraron ser un potente rival, que apostaba algo más que los tres puntos, pero las tablas hacen justicia a uno y otro. Ninguno de los dos puede irse disgustado, aunque ambos gozaron de ocasiones para desequilibrar el electrónico. No obstante, a Osasuna hay que darle en este caso un plus, el de sobreponerse al gol en contra y hacerse dueño del partido en la segunda mitad, en la que imprimió un ritmo vivo al juego.
La Romareda, las fiestas del Pilar, el liderato, la segunda mejor entrada de la temporada en Segunda, la prueba de fuego para el enrachado equipo de Diego Martínez, las ganas mañas de reivindicarse en una oportunidad más que propicia.
Todos estos ingredientes y más hervían en la coctelera de las emociones cuando el balón entró en juego, cuando Osasuna salió a por todas, como gusta verlo, como más conecta con su afición, con el balón en los pies, conduciendo hacia arriba, pisando área rival, generando ocasiones. Tan fluido se le veía en tales lides que costó verlo ir de más menos y poder asimilar la transformación sufrida al cuarto de hora de juego. Dejó su fútbol alegre y pasó al más oscuro.


Viendo al Osasuna del primer cuarto de hora cuesta entender cómo dejó que los maños se hicieran dueños de la pelota el resto de la primera parte. Los rojillos pasaron a aguantar, a contener en el centro del campo, a dejar pasar los minutos con su maraña de contención. No obstante, dos detalles rompían el duelo táctico disputado en la parcela ancha.
El primero, la presión del Zaragoza, traducida en empuje cuando se hizo con el balón. El segundo, la dificultad de Osasuna para mantener el balón en los pies, incapaz de articular tres pases seguidos. En tales circunstancias, los maños insistieron más y mejor, y obtuvieron el premio buscado. Osasuna también había perdido una de sus mejores virtudes, ese posicionamiento táctico que les permite jugar el balón de cara.
El fútbol de aguante que tanto gusta a Diego Martínez tiene riesgos. Una mala acción tira por la borda toda la estrategia. El penalti en contra dio alas en el Carranza, pero trajo malos augurios en La Romareda, porque el equipo había perdido la iniciativa y… la frescura inicial. Sin embargo, el equipo espabiló tras el descanso. Volvió a rearmarse anímicamente, tomó la iniciativa, y ya no la dejó.
Pese a que la batalla siguió delimitada en el centro del campo, las llegadas más frecuentes llevaban color rojo. Cambiaron las tornas y los maños se estrenaban en la contención, labor en la que no obstante parecían sentirse cómodos. Pese al centrocampismo, el partido no perdía intensidad para nada. Continuó vistoso, vivo.
Había que mover piezas. Los maños reforzaron su estrategia posicional, mientras que Diego Martínez cambió piezas, pero con secretas intenciones. Quitó a Sebas Coris, que  a veces resulta difícil entender por dónde andan sus pensamientos, y a Quique Gonzalez, que cuando el partido se le tuerce cuesta encontrarlo en el campo. 


El míster apostó por la velocidad y verticalidad de Mateo, y por la labor impagable de Xisco, merecedora de un punto y aparte. Faltó el consabido trueque de Roberto Torres por De las Cuevas, a quien se le echó en falta para dar fluidez al balón entre líneas, pero la lesión de Torró obligó al cambio de cromos por Arzura como escolta de Fran Mérida, alrededor de quien Osasuna articula el juego y que pagó caro en el penalti el desgaste que sufre a lo largo y ancho de todo el campo.
Si Osasuna pagó caro su repliegue en la primera mitad, el Zaragoza resultó el pagano de la segunda, esta vez en forma de un afortunado cabezazo de Oier a balón parado. Difícilmente podría llegar el gol en jugada elaborada, dado el posicionamiento táctico de unos y otros. Los rojillos extrajeron petróleo de un córner que, además, castigó anímicamente al cuadro maño. Debía empezar de nuevo y carecía la fuerza para ello.


El cuadro aragonés quedó muy tocado, incapaz de recuperar la presión inicial, y por ende del empuje que tan buen resultado le dio media hora antes. Lo más que consiguió fue romper el partido al final con su último cartucho en el campo, Gaizka Toquero. No obstante, los dos equipos sabían que un gol en cualquier portería decidiría el encuentro, y ninguno de los estaba dispuesto a que sucediera en la suya. Ambos dieron el empate por bueno, y ciertamente a Osasuna le sentó mejor.
LA OTRA CRÓNICA del periodista José Mari Esparza

para navarra.com


sábado, 14 de octubre de 2017

EL PIRINEO NAVARRO TAMBIÉN ESTÁ HAMBRIENTO DE MÚSICA CORAL



Preciosa Parroquia de San Bartolomé en Espinal

LA IGLESIA DE ESPINAL ESTABA HASTA LOS TOPES

Espinal es una localidad española y un concejo de la Comunidad Foral de Navarra perteneciente al municipio de Erro. Está situado en la Merindad de Sangüesa, en la Comarca de Auñamendi. Su población es de 243 habitantes y ha recibido diversos premios de embellecimiento. Miguel Induráin lo conoce bien pues solía parar  allí en sus entrenamientos a repostar.




CADA PUEBLO QUE VISITO SIGUIENDO LA HOJA DE RUTA DE LA FEDERACIÓN DE COROS DE NAVARRA ES UNA EXPLOSIÓN DE PÚBLICO QUE REVIENTA LAS IGLESIAS Y LOS ESCENARIOS NATURALES. ESPINAL AYER FUE UN DEMOSTRACIÓN MÁS DE QUE TODOS LOS PUEBLOS DE LA COMUNIDAD FORAL, GRANDES Y CHIQUITOS, ESTÁN ANSIOSOS DE ESCUCHAR MÚSICA CORAL.


LA CORAL ORGANIZADORA. EL AÑO QUE VIENE SALAZAR



EN ESPINAL PUDE SALUDAR A ALFONSO ORTIZ, MIEMBRO DE AL FEDERACIÓN  DE COROS Y AL JOTERO DE TAFALLA, JAVIER AGUERRI, COMPONENTE DEL CORO DE  LA RONDALLA EL SALVADOR


LA CORAL DEL RONCAL TODO SU COLORIDO DE TRAJES

TRAS COMPROBAR LA ENORME CALIDAD DE LA CORAL AUZPERRI DE ESPINAL, INVITÉ PERSONALMENTE A DIRECTORA BEGOÑA ALMIRANTEARENA A PARTICIPAR EN EL III FESTIVAL DE HABANERAS A CELEBRAR EN BURLADA  EN LA PRIMAVERA.


NOS VEMOS EN BURLADA,  BEGOÑA, POR LOS 25 AÑOS

La Coral Auzperri Abesbatza está celebrando el final de los actos conmemorativos de sus 25 años de andadura y lo ha hecho con una serie de eventos durante el año como el de este sábado en Espinal.
De este pueblo pirenaico llama la atención es su gran afición por la música. Con sólo 240 habitantes, cuenta con una coral, una fanfarre, un grupo de txistularis, un grupo de bertsolaris y otros grupos de música de larga trayectoria. Los curas y maestros fueron transmisores de la cultura musical.  “Siempre hemos vivido la tradición de cantar como algo natural en nuestras casas”, coinciden la directora Begoña Almirantearena y el organista Ildefonso Erburu.
El coro surgió en 1992 de la mano de su actual directora que  se vio obligada a coger las riendas del coro parroquial que se había quedado huérfano tras el fallecimiento de Don Agustín Ezurmendía. “Yo no me atrevía a dirigir, era muy joven, pero tenía todas las papeletas. Fue difícil y tuve que asistir a un curso de tres años de dirección”, apostilla Begoña. Con la entrada de Begoña como directora los ensayos pasaron a ser más organizados y se empezaron a aplicar técnicas novedosas y complejas aprendidas de la mano de expertos que les permitían estar al corriente de las últimas tendencias en música coral. “Fue una experiencia de descubrimiento, de aprendizaje y esfuerzo por parte de todos. Estaban dispuestos a cualquier cosa con tal de continuar con el coro”, explica la directora.
Con el paso de los años, el conjunto se fue fortaleciendo. Ya no se concebía en el pueblo una festividad sin las voces de la coral. Se salió a cantar a otros lugares, sobre todo en el año 2009 a raíz del ingreso en la Federación de Coros de Navarra. “Las salidas son una buena oportunidad para marcarnos una meta y subir un poco el listón porque te obliga a organizar un programa y sales de la dinámica habitual”, afirma Ildefonso. Han participado en intercambios con coros de Mondragón,Tudela,Talavera de la Reina o Maule. Asimismo, a nivel local participan en el Día de la Música de Espinal que se celebra desde hace 20 años y en el Encuentro de Corales del Pirineo, una “buena ocasión para confraternizar con los demás coros del Pirineo”.
Tras un cuarto de siglo de trayectoria, el coro Auzperri Abesbatza, compuesto hoy por 39 coralistas (13 hombres y 26 mujeres), sigue manteniendo la misma esencia. Eso nos ha llevado a estar en el momento en el que estamos”, asegura Begoña. Un momento de apogeo, con una dedicación total de los coralistas, con el aire fresco de los jóvenes, con un buen puñado de conciertos en su historial, con la inestimable labor de la pianista María Villanueva y con nuevas partituras traídas de países lejanos que, interpretadas con coreografía, causan sensación allá por donde van. 
El año pasado recibieron el primer premio en el Concurso de Corales de Camino de Santiago celebrado en Zizur, en una actuación en la que dieron lo mejor de sí mismos, incluido un grandioso final a cargo de la pieza Baga Biga Higa, de Mikel Laboa. 
 Aurizberri/Espinal se vuelca en un ambicioso evento digno de admirar que ha sido posible gracias al voluntariado de sus vecinos y a la financiación de más de 30 empresas que han sabido valorar el enorme potencial de esta coral.
Un nuevo reto tienen a la vista para cerrar con broche de oro sus 25 años: la participación en el III Festival de Habaneras Ciudad de Burlada en la primavera.


GALERÍA DE IMÁGENES 



LA CAPACIDAD DE LA MODERNA IGLESIA PARROQUIAL SE  VIO DESBORDADA POR LA GRAN AFLUENCIA DEL PÚBLICO DE CASA Y DE LA ZONA





LA PRIMERA PARTE DEL CONCIERTO OFRECIÓ UN ELENCO DE OBRAS ESCRITAS POR NOMBRES TAN EUFÓNICOS COMO OLAECHEA, GORRITI,  ESLAVA O HAENDEL, ACOMPAÑADAS POR EL GRAN ORGANISTA ILDELFONSO ERBURU




EL DE LA VOZ EN OFF, MÁS LA DIRECTORA Mª CRUZ DONA Y LA PIANISTA FÁTIMA CANDELA RECIBEN LOS APLAUSOS  DEL PÚBLICO TRAS LA ACTUACIÓN DE LA CORAL JULIÁN GAYARRE DEL RONCAL




JAVIER IRIARTE LLEVÓ LA BATUTA DE LA CORAL ORREAGA, QUE HICIERON UNA COREOGRAFÍA MUY ORIGINAL A PESAR DE LOS AÑOS DE LOS CANTANTES




DIEGO EDER PUSO LA NOTA JUVENIL CON SU PECULIAR ESTILO DE DIRIGIR Y EL MENEO A QUE LES SOMETE SUS CHICOS.






SU ESMERADA ACTUACIÓN  LE VALIÓ  A  LA CORAL AUZPERRI DE ESPINAL LA INVITACIÓN A PARTICIPAR EN EL III FESTIVAL DE HABANERAS CIUDAD DE BURLADA ESTE AÑO SÓLO DE CORALES DEJANDO LAS RONDALLAS PARA LA XVII CONCENTRACIÓN 






CADA DIRECTOR TUVO LA OPORTUNIDAD DE DIRIGIR A LAS CUATRO CORALES CON OBRAS DE JOSU ELBERDIN, SAN PEDRO, DOYLE Y WILLIAMS



Y EL AÑO QUE VIENE TODOS A SALAZAR PARA CELEBRAR EL XVII ENCUENTRO DEL PIRINEO ORIENTAL NAVARRO.







HUBO REGALO PARA TODOS COMO RECUERDO  DE LA CONCENTRACIÓN  MUSICAL AMATEUR